Hammam Almeraya

cabecera

Placer para los cinco sentidos.

En Hammam Almeraya ofrecemos una tradición milenaria recreando el antiguo concepto del baño hammam, centrado en el cuidado del cuerpo y la mente.

Un ambiente exótico con luz tenue, contraste de temperaturas, vapor, esencias y aceites, aromas singulares y la música, En consecuencia, todo ello se combina en un poderoso bálsamo de salud y relajación.

Servicios y tarifasBaños árabesActividades

Piscinas de contraste

Beneficios:

Especialmente indicado para relajar la musculatura y activar el sistema circulatorio.

El agua caliente dilata los vasos sanguíneos superficiales favoreciendo la circulación de estos, mientras que el agua a baja temperatura los contrae, favoreciendo la circulación sanguínea interior.
Como resultado disminuye el dolor muscular, eliminación de toxinas y residuos, aumento de oxigeno en la circulación y una mayor relajación.

El organismo al ser sometido a este contraste, acelera sus funciones metabólicas, por consiguiente, aumenta la ventilación, acelerando la circulación sanguínea y estimulando los sistemas nervioso y hormonal,  produciendo una notable mejora general de la salud y el bienestar.

Baño turco

Mayor humedad a una temperatura inferior que la sauna finlandesa.

Beneficios:

  • El vapor produce una equilibrada dilatación de los poros, que elimina toxinas e impurezas.
  • Al dilatarse los poros y entrar el vapor de agua se produce una limpieza de la piel, quedando suave.
  • Al humidificarse las vías aéreas se produce un efecto expectorante, especialmente útil en situaciones de resfriado, tos, sinusitis y otras afecciones del sistema respiratorio.
  • El sistema cardiorrespiratorio aumenta su capacidad de intercambio de oxígeno y ventilación, como resultado, produce beneficios en los procesos de recuperación de esfuerzo.

Aromaterapia

La Aromaterapia es una rama particular de la fitoterapia o herbolaria, ya que utiliza aceites vegetales concentrados llamados aceites esenciales para mejorar la salud física y emocional.

A diferencia de las plantas utilizadas en herbolaria, los aceites esenciales no se ingieren sino que se inhalan o aplican sobre la piel. Se utiliza en el hammam, el baño turco y el masaje.

Consejos y normas